¿Qué es un smart contract?

La tecnología blockchain es reconocida por sus capacidades de descentralización en sus registros, por lo que no es necesario contar con un intermediario al momento de realizar una transacción. Esta descentralización aumenta la eficiencia en costos y genera una mayor seguridad y confiabilidad, ya que existen múltiples usuarios validadores o “nodos” que contienen una copia de los registros.

Es por esto que, en 1997, Nick Szabo — informático y criptógrafo — propuso la idea de correr algoritmos y mensajes sofisticados para generar nuevos protocolos presentes en internet y así formalizar relaciones como pasa, por ejemplo, con los contratos. De ahí se acuñó el término “smart contract” (contrato inteligente en inglés).

Primero, ¿qué es un contrato? Un contrato es simplemente un acuerdo de formalización entre dos o más partes. En éste se deben definir los alcances, cómo actuar y las consecuencias de actuar de una manera distinta. Sin embargo, los contratos tradicionales pueden presentar un problema: están sujetos a interpretación.

Por otro lado, los contratos inteligentes tienen la capacidad de poder ejecutarse de manera autónoma y automática a través de códigos informáticos, lo que evita tener que pasar por interpretaciones de terceros. Un smart contract va a tener validez como un código visible por todas las partes y no puede modificarse, ya que las características de inmutabilidad y transparencia de la tecnología blockchain velan por la confiabilidad de estos “contratos”.

El código en un smart contract contiene las reglas por las cuales las partes acuerdan interactuar en la “relación”. En dado caso que las reglas predefinidas se cumplan, el “contrato” será ejecutado automáticamente.

Nick Szabo hizo una comparación entre los smart contracts y las máquinas expendedoras. Viéndolo de esta manera, el proceso para comprar una bebida de una de estas máquinas es sencillo: se introduce una moneda, a través de un mecanismo simple se crea una especie de contrato entre el comprador y la máquina — cualquier persona con monedas puede participar en el intercambio. A su vez, la máquina cuenta con sistemas de seguridad que resguardan las monedas y sólo dispensa la bebida a quien haga el pago pactado. Una vez que se cumplan estos acuerdos previamente establecidos, es decir, que el usuario introduzca su pago, la máquina dispensará la bebida solicitada.

Los smart contracts permiten el intercambio de dinero, de propiedades, de acciones o de cualquier valor de una manera transparente, libre de conflictos y sin necesidad de un intermediario. Para Jerry Cuomo, vicepresidente de tecnologías blockchain de IBM, los smart contracts pueden ser usados a lo largo de toda la cadena de valor en varias industrias, desde servicios financieros hasta seguros y servicios de salud.

Los smart contracts, a su vez, proveen mecanismos eficientes para administrar activos “tokenizados” y acceder a derechos entre dos o más partes. “Tokenizar” (tokenization en inglés) es un método que convierte los derechos sobre un activo en un vale digital o “token”.

Algunos usos de los smart contracts incluyen:

  1. En gobierno: los smart contracts podrían proponer una tecnología aún más segura para el sistema electoral a través de votos protegidos por códigos en una blockchain.
  2. En gerencia: el uso de smart contracts podría agilizar el flujo de comunicación en negocios, facilitando aprobaciones internas y externas de una forma transparente y automatizada.
  3. En cadenas de suministros: el uso de smart contracts permitiría autonomía–sin necesidad de confirmaciones por intermediarios–y reduciría drásticamente los riesgos por manipulaciones de terceros, aumentando también la confianza en el proceso. Además, al llevar registros de logística en una blockchain, aumenta la seguridad debido a los códigos criptográficos y se reduciría el papeleo, aumentando la eficiencia en tiempo y costos.

El protocolo EOSIO es una infraestructura de blockchain descentralizada que emula los atributos de un hardware de computadora, incluyendo CPUs, RAM y almacenamiento . Este protocolo permite la programación de contratos inteligentes.

Un smart contract en EOSIO es un software registrado en una blockchain y ejecutado por nodos EOSIO. Estos smart contracts definen la interfaz (acciones, parámetros y estructuras de datos) y el código que implementa la interfaz, y serán almacenados en la blockchain EOSIO.

Adicional al software, los smart contracts en EOSIO incluyen un “contrato ricardiano”, el cual es una especie de contrato digital, con validez legal; entendible tanto para humanos como para una computadura. Estos han sido verificados criptográficamente y definen los términos y condiciones en un acuerdo. Es decir, los contratos ricardianos interpretan información de un texto legal en un formato ejecutable por una computadora.

Una intención de estos contratos ricardianos es resolver disputas que puedan presentarse entre partes. En caso que ocurra un evento que no estaba previsto en el código del smart contract, los contratos ricardianos — interpretables por personas — juegan un papel importante en la resolución de conflictos, sobre todo si el smart contract contenía algún fallo o error en su desarrollo.

EOS Costa Rica brinda recursos para la infraestructura EOS.IO y soluciones blockchain para todo tipo de organizaciones. Síganos en nuestras redes:

--

--

EOS Block Producer candidate in the heart of the Americas. We stand for liberty and equality. Mainnet BP: costaricaeos · https://t.me/eoscr

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
EOS Costa Rica

EOS Block Producer candidate in the heart of the Americas. We stand for liberty and equality. Mainnet BP: costaricaeos · https://t.me/eoscr